Connect with us

Columnas

ABANICO / Piropos a la gente “común”

Nuestra valía se redujo a un número: el de nuestros ingresos. Se engendró una noción de minusvalía.

Published

on

Por Ivette Estrada

En algún momento nos convertimos en seres-objetos. Partes de una maquinaria indescifrable en el que nuestra alma, ese ámbito de ideas, emociones e imaginaciones, quedó reducido a empresas comerciales. Fue cuando el aprecio por nosotros mismos y por los otros nos limitó a un valor de mercado: “cuánto tienes, cuánto vales”.

Entonces apareció en nosotros una idea reduccionista de que nuestro trabajo, el valor pecuniario de la labor que desempeñamos, es lo que somos. Nuestra valía se redujo a un número: el de nuestros ingresos. Se engendró una noción de minusvalía.

¿Realmente somos los signos engañosos de poder?

En una ecuación simplista, el dinero, reconocimiento, títulos y belleza nos arrojaría un determinado valor numérico para cada uno de nosotros. Pero pasaríamos por alto el valor verdadero: lo inconmensurable muchas veces está en la realidad intangible. Aún en empresas comerciales poseen gran riqueza las ideas, valores, perspectivas, visiones, capacidad de interconectar con otros, cuidar y generar acuerdos, armar equipos, develar oportunidades…

Pero voy más allá de eso: si generamos un recuento de las personas que más admiramos descubriremos que no responden a los cánones aceptados del éxito. Por ejemplo, es factible que el gran amor de nuestra vida no sea un ícono de belleza cinematográfica, sino una persona de aspecto y habilidades comunes que engrandece nuestro mundo sólo con su sonrisa.

Algunas características, como la inteligencia, no implican sabiduría. Por ejemplo, aunque se asuma científicamente que los más inteligentes son poco gregarios y sarcásticos, ellos no engendran enseñanzas de vida. Y honestamente: ¿a quién le parece inteligente un sabelo-todo que desprecia los puntos de vista de los otros y se jacta a la menor provocación de su inteligencia? A mi no.

Al mismo tiempo, ¿quién no se identifica con esta aseveración de José Saramago: “el hombre más sabio que conocí en mi vida no sabía leer ni escribir” cuando se refirió a su abuelo?

Esta introspección al círculo íntimo de quienes amamos y admiramos refleja que los privilegiados seres que aparecen ahí no tienen denominadores impuestos, no son estereotipados ni iguales. Se trata de personas únicas que nos maravillan por su originalidad, porque descubrieron, de forma inconsciente o no, de que no necesitan tomar paradigmas de nadie ni perseguir los logros de otros, que ellos poseen la inmensa riqueza de ser .

Amo a las personas únicas, a las que llaman “comunes”, porque en ellas está la verdad, sabiduría, belleza y ejemplo. Son las personas que, simplemente, asumen el reto de ser y trazar sus propias rutas de vida.

Amo a las personas comunes, las que están junto a mí, las que estuvieron. Y también a la que miro ahora en el espejo. Las personas comunes somos tú y yo.

 

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Columnas

Reculos

Published

on

 PULSO

 Eduardo Meraz

En esta semana hemos visto cómo los próceres de la patria -los políticos- de todos los colores y sabores cambian de opinión de un día para otro, utilizando esta expresión elegante para no decir que recularon, que se echaron para atrás, dejando evidencia de la congruencia y consistencia de los principios y valores que les propios.

El ejemplo claro de este comportamiento nos lo brindaron el presidente totalmente Palacio Nacional y el tres veces candidato presidencial Cuauhtémoc Cárdenas, en relación con la aparición de la agrupación “Méxicolectivo”.

El mandatario sin nombre y sin palabra al conocer la participación del ingeniero Cárdenas Solórzano en dicha agrupación y que durante muchos años impulsó su carrera política, lo consideró como su adversario. Pero al conocer el retiro del ex regente del Distrito Federal de 1997 al 2000 de esa asociación de la cual fue un integrante importante, “aplaudió” dicha decisión.

Es decir, en unas cuantas horas ambos personajes metieron reversa a su ideas y dichos, aunque parece difícil una pronta reconciliación entre ellos.

Pero no es el único caso reciente o propio del oficialismo. En la oposición no cantan mal las rancheras, sobre todo entre los priistas, en donde un día sí y al siguiente quién sabe, los acuerdos y desacuerdos están a la orden del día, sobre todo las muy evidentes diferencias entre la dirigencia nacional del PRI y la bancada tricolor en el Senado de la República.

El espectáculo por la presencia a destiempo del líder tricolor, Alejandro Moreno, en la plenaria de los senadores del Revolucionario Institucional, la cual hubo de interrumpirse por el abandono del lugar del coordinador de la bancada, Miguel Àngel Osorio Chong y la senadora Claudia Ruíz Massieu, dio pie a mutuas descalificaciones.

Y cuando todo parecía conducir al rompimiento, el ex secretario de Gobernación envió una misiva al dirigente Nacional, Moreno Cárdenas para entablar un diálogo, con miras a superar las diferencias. Osorio Chong le propone establecer formas de interlocución para hacer frente a Morena y al gobierno.

Y ni qué decir de los continuos cambios de opinión del presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal, que primero amenaza con abandonar las filas del partido guinda y después de pensarlo bien, niega esa posibilidad y se mantiene en sus filas.

Actitud similar ha asumido respecto al sistema de selección de candidatos del morenismo; opositor a ultranza de las encuestas -por haber sido víctima de ellas-, ahora está dispuesto a aceptar ese método aunque, por el momento, pone algunas condiciones.

Así, los constantes reculos de la clase política mexicana han terminado por generar una gran desconfianza en ella de parte de los ciudadanos, sobre todo por haber sido engañados por los gobiernos de todos los partidos.

Por ejemplo, se prometió el regresó de los militares a sus cuarteles y hoy cada vez hay más en las calles y realizando actividades extra-milicianas, sin por ello ver reducida la inseguridad; o que no se iba a endeudar el país, y hoy sobre la espalda de los mexicanos recae una carga 30 por ciento más pesada a la de finales del sexenio anterior.

Esta trasmutación de pareceres de nuestros gobernantes es el pan de cada día, pues lo único importante para ellos es conservar sus condiciones privilegiadas en prebendas y negocios, sin importar tengan que mentir y desdecirse al día siguiente; recular es parte de su ADN.

He dicho.

 

EFECTO DOMINÓ

Una investigación del diario Los Ángeles Times reveló que farmacias ubicas en Baja California y Baja California Sur venden píldoras falsificadas, mezcladas con fentanilo y metanfetaminas, haciéndolas pasar como fármacos legítimos. ¿Y la Cofepris?

 

[email protected]

@Edumermo

 

Continue Reading

Columnas

Siglar sin singladura  

Published

on

PULSO

Eduardo Meraz

Infectados por el “modito” gandalla del oficialismo, el PAN y el PRI han hecho suyo el adagio: “el que parte y comparte, se queda con la mayor parte” y, en los hechos, hacen a un lado al PRD y a las agrupaciones civiles integrantes de la alianza “Va por México” y ser ellos quienes definan al candidato presidencial a enfrentar a la corcholata ganadora de Morena.

Decisión que hoy hicieron oficial, a través de un comunicado conjunto Revolucionario Institucional-Acción Nacional, en la cual el tricolor será “responsable de conducir los procesos de selección de candidatos” a las gubernaturas de Coahuila y el estado de México, y el blanquiazul en el caso de la candidatura a la primera magistratura del país y a la jefatura de gobierno de la Ciudad de México.

Eso sí, para que no haya dudas de qué lado masca la iguana, ambos partidos precisan que dichas designaciones se harán “bajo sus reglas democráticas estatutarias”, aunque en los casos de la selección de los abanderados presidencial y para la CDMX, el PAN está comprometido a tomar “siempre en cuenta” la opinión de diversos grupos de la sociedad civil”.

De manera complementaria, una vez designados los candidatos para cada caso, tricolores y albiazules van a siglar -a poner sus siglas como partido político. En los casos de las gubernaturas en disputa en 2023, será el PRI, mientras el PAN hará lo propio para la capital del país y la Presidencia de la República.

Para que no se diga que son excluyente o no son buenos samaritanos, ambos partidos ofrecen: “En todos los procesos podrá participar cualquier ciudadano con o sin militancia partidista, considerando siempre perfiles competitivos, capaces de crecer, ganar las elecciones, defender la agenda parlamentaria pactada y constituir buenos gobiernos de coalición en el 2023 y 2024”.

Con esta determinación, las dirigencias priista y panista, pretenden engañar al resto de los participantes en la alianza opositora, pues siglar en forma alguna es sinónimo de crear identidad y compromiso. Más bien es un acuerdo sin singladura -es decir, sin rumbo-, que seguramente el oficialismo aplaudirá, pues le allana el camino para mantener y, tal vez, acrecentar su poder.

Ya el Partido de la Revolución Democrática, en voz de Jesús Zambrano, externó su desacuerdo con una medida de esta naturaleza y los conminó a reflexionar sobre la forma de postular a los candidatos. Lo mismo han manifestado algunos voceros de las organizaciones civiles que forman parte de “Va por México”.

La actitud gandalla asumida por PAN y PRI, no es nueva, baste recordar la forma en como sus actuales dirigencias asumieron el control; asimismo, el manejo realizado hasta la fecha en ambos partidos ha significado dolorosos descalabros y pocas victorias.

Y con la desfachatez característica, realizaron un llamado a otras fuerzas políticas de oposición y a las diversas organizaciones de la sociedad civil a sumar esfuerzos en “su” proyecto de cambio, echando por la borda la exigencia ciudadana de arribar a una oposición unificada.

Con actitudes como la señalada, demuestran avanzar sin singladura y con ello que, a futuro, nadie desee ser siglado por ellos.

He dicho.

 

EFECTO DOMINÓ

La Comisión Reguladora de Energía (CRE)aprobó una resolución por la que Pemex Logística podrá trasladar a los usuarios los costos que le generen las pérdidas no operativas, como lo son el ‘picoteo’ o el ‘huachicoleo’ de ductos de petrolíferos.

Antes, se debería aclarar ¿a dónde han ido a parar los miles de litros de gasolina recuperados? ¿Si se vendieron, están en la contabilidad de Pemex o pasar a ser “aportaciones al movimiento”

 

[email protected]

@Edumermo

 

Continue Reading

Columnas

Entre el salvajismo ideológico y los peluches

Published

on

PULSO

Eduardo Meraz

Es tal la confusión de ideas en el cuatroteísmo por conservar el poder, que lo mismo recurren a la máxima: “conmigo o contra mí”, o se obnubila con la intención de lograr la aprobación social de un proyecto bizarro con peluches. Con singular alegría y sin pudor alguno oscilan entre el “salvajismo ideológico” y los “amlitos”, “marcelitos” o “monrrealitos”, en aras de ganarse las simpatías de la población y disimular su fracaso al frente de los destinos del país.

Cifras de organismos nacionales e internacionales señalan los retrocesos de México en diversos rubros, a contrapelo de los otros datos, como son los índices de crecimiento de la economía, corrupción, reducción de las desigualdades, cobertura de los sistemas de salud y educación, inseguridad, deuda y un largo etcétera.

Así como el cuatroteísmo desea con toda el alma mandar, de dientes para afuera, al basurero de la historia al modelo neoliberal, ha “diseñado” un esquema engañabobos, al amparo del dicharacho presidencial de “primero los pobres”.

En realidad, los hechos demuestran de manera indubitable como en el proyecto transformador los ricos se enriquecen más rápido que antes. Además, la supuesta austeridad franciscana para tener un gobierno pobre se ha traducido en un mayor endeudamiento, a fin de medio compensar el aumento de la pobreza de amplios sectores de la población.

Para mantener esta tendencia, sin la aparición de revueltas, el presidente totalmente Palacio Nacional recurre, a imagen y semejanza del capitalismo salvaje, a una narrativa ideológica igualmente extremista de “nosotros los buenos, ustedes los malos”, donde mi palabra es la ley y no se aceptan matices o modulaciones.

No obstante, ante el éxodo hormiga en el cuatroteísmo y el descontento ciudadano creciente, la clase gobernante pretende “suavizar” su imagen autoritaria, por lo cual recurre a la utilización de caricaturas y peluches; es decir, realizan una campechana entre el standupero dogmático de cada mañana y el marketing placero de chistorete.

Los frecuentes llamados a la unidad, que más bien parecen llamados a misa, del dirigente nacional guinda, Mario Delgado, y de las cuatro corcholatas: Claudia Sheinbaum, Ricardo Monreal y Marcelo Ebrard y Adán Augusto López describen las hondas fisuras existentes en Morena.

Pero el ADN tricolor que fluye por las venas del cuatroteísmo hacen inimaginable una ruptura severa. Los mayores riesgos son de aquí a que se den a conocer los resultados de las encuestas digitales -el dedazo del primer morenista. Pasado este periodo complicado, volverá por sus fueros la única e inigualable “cargada”.

A partir de entonces, sabremos con mayor precisión si el “humanismo mexicano” de Morena se sustentará en el salvajismo ideológico y los peluches, y si la gente decide seguir por ese derrotero.

He dicho.

EFECTO DOMINÓ

A ciencia cierta se desconoce si la decisión de la Suprema Corte de Justicia de invalidar la llamada “Ley Nahle”, es buena o mala para los veracruzanos, pues impide a la Secretaría de Energía contender por la gubernatura de esa entidad.

En Palacio Nacional debe haber enojo.

 

[email protected]

@Edumermo

 

Continue Reading

Tendencia